Consejos para sobrevivir a estas Navidades

Cuidar la salud en Navidad es tan importante como hacerlo el resto del año. Por eso, en lugar de abandonarte durante estas dos o tres semanas y ya preocuparte por el control de peso el próximo año, comienza a hacerlo desde ahora.

6 recomendaciones para unas navidades estupendas

La Navidad es una época propicia para echar por la borda todos los esfuerzos y hábitos saludables que tanto te ha costado instaurar. Por ello, queremos proponerte aquí varios tips que te serán de gran ayuda para no olvidarte de tu bienestar.

1. Haz ejercicio físico

En primer lugar, no te pongas excusas y muévete. No aproveches estas fiestas para hacer un break del gym o de tu actividad física general. Si tienes muchos compromisos y no encuentras hueco en el calendario, no te agobies. Haz pequeños esfuerzos como optar por caminar o utilizar las escaleras.

No es necesario que sea una actividad intensa. Si, por ejemplo, estás acostumbrado a correr, quizás ahora puedas sustituirlo por salir a pasear con la familia.

2. Correcta hidratación

Una buena hidratación resulta decisiva para ayudarte a eliminar los desechos del organismo. Por tanto, aunque vayas a tomar todo tipo de bebidas, no olvides el agua. Recuerda la importancia de consumir, al menos, un litro y medio.

Esto también te ayudará a mejorar el tránsito intestinal y a prevenir posibles dificultades digestivas.

3. Introduce comida sana en el menú navideño

La comida sana y la Navidad no tienen por qué estar reñidas, y este año tú puedes ser la prueba viviente de ello. Para materializarlo, no requieres privarte de nada. Simplemente, incorpora ensaladas, frutas y verduras en las comidas y cenas de esta época. Por ejemplo, apuesta por guarniciones de verduras que compensen los alimentos ricos en grasas y azúcares típicos de estas fiestas.

4. Come con moderación para evitar excesos

Aunque, por lo general, en la mayoría de los hogares no se sirve un menú tan amplio e intenso como el que tiene lugar en las navidades, procura no comer sin control. Es algo que muchas veces sucede por querer probarlo todo o por no hacer un feo al cocinero o a la cocinera. Aun así, lo único que vas a lograr con ello es una indigestión.

No hay problema en probar los distintos platos, si es lo que te apetece realmente, pero recuerda no comer de todo en exceso si no quieres pasar un mal rato después.

5. Disfrutar en familia

Pasar tiempo con los seres queridos es una de las cosas más bonitas que nos regala esta época del año. Aprovecha estas fechas para demostrar cariño a tus familiares y disfruta de las emociones positivas (alegría, amor…) que producen las endorfinas.

De este sencillo gesto, tendrás una mayor sensación de bienestar y te será más sencillo evitar los malos rollos e incluso la depresión.

6. Descansar

El descanso es algo esencial para cuidar no solo de tu mente, sino también de tu cuerpo. A pesar de ello, las cenas que se alargan hasta el nuevo día y los madrugones pueden provocar que no descanses entre 7 y 8 horas diarias, con lo que aparece la fatiga y el cansancio, físico y mental.

A este respecto, también es importante mencionar el dolor de pies producido por el tipo de calzado que se usa en estas fiestas. Hidrátalos y masajéalos siempre que puedas y, si los zapatos te han generado ampollas, aplica un apósito para aliviar el dolor e impedir la fricción.

Como ves, hay distintas formas de mantener la salud en Navidad. Por tanto, cuida las rutinas y planifica, en la medida de lo posible, tus salidas y comidas. Incorpora frutas y verduras para cuidar tu cuerpo, bebe agua y no te dejes llevar por una vida sedentaria durante estas semanas.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Producto añadido a lista de deseos
group_work Consentimiento de cookies