¿Cuáles son las alergias más comunes en otoño

Las alergias del otoño más frecuentes son conjuntivitis, rinitis, dermatitis atópica y de contacto, asma y la hipersensibilidad a insectos. En este artículo, te contamos más sobre ellas y qué factores las desencadenan.  

Alergias en otoño: ¿qué debes saber?

Hasta hace un tiempo, las alergias de las vías respiratorias se daban solo en primavera, pero esta situación ha cambiado. Cada vez hay más personas sensibilizadas que las padecen en otras estaciones, como, por ejemplo, el otoño.

La alergia es una respuesta anómala del sistema inmunitario frente a un agente que no supone una amenaza real. Aun así, el organismo reacciona de manera intensa provocando una serie de síntomas muy característicos.

Si la reacción se manifiesta en la piel, por ejemplo, aparecen urticarias o eccemas, habituales en los pequeños de la casa, para lo cual es conveniente aplicar pomadas o cremas para niños o cremas para bebés específicas. Sin embargo, si la reacción se produce en el aparato respiratorio, los síntomas que habrá que atajar estarán relacionados con el asma y la rinitis.

Por otro lado, si algún miembro de tu familia se siente agotado durante esta época, puedes recurrir a vitaminas para el cansancio.

Factores que desestacionalizan las alergias

Para poder hacer frente a las alergias del otoño, hay que prestar atención a estos factores:

  • Bajada de temperaturas: Al disminuir la temperatura, se enciende la calefacción en los hogares y esto suele provocar que haya una menor ventilación. Esta situación, unida al incremento de la humedad en el entorno, favorece la proliferación de ácaros.

  • Contaminación ambiental y cambio climático: Todos los fenómenos atmosféricos que estamos viviendo en los últimos años contribuyen a la desertización en determinadas zonas. Y esto también tiene un impacto significativo en los ciclos de polinización de las especies. Además, los contaminantes ambientales favorecen la generación de pólenes más alergénicos que potencian la sintomatología de esta enfermedad.

  • Aumento de la exposición a alérgenos en otoño: Tras el verano, con la vuelta al cole, se recuperan muchas rutinas y actividades sociales que contribuyen a una mayor exposición a alérgenos.

  • Repunte de enfermedades virales: En otoño suelen volver las gripes y los catarros producidos por diferentes virus que potencian la sintomatología alérgica.

¿Qué provoca las alergias del otoño?

El cambio de pelo de los animales, los hongos y los ácaros, entre otros, hacen que, durante esta época, quienes tienen cierta sensibilidad a estos alérgenos puedan pasar momentos incómodos. Pero, sin duda, las causas principales de las alergias en otoño son las siguientes:

  • Ácaros del polvo: Los filtros del aire y los quemadores son algunas de las zonas donde proliferan los ácaros del polvo. Al encender la calefacción, estos comienzan a circular. Por ello, justo antes de que llegue el frío, es conveniente realizar una revisión y limpieza de tu caldera para cambiar los filtros que sean necesarios. De esta forma, podrás evitar las alergias en interiores durante los meses de otoño e invierno.

  • Moho: Se desarrolla en las zonas húmedas del hogar, así como en el exterior de las viviendas. Por ejemplo, si te encuentras hojas amontonadas, puede que estén húmedas. Por consiguiente, nuestra recomendación es que cambies de zapatos al entrar en casa para no arrastrar portadores de alergias o moho dentro de tu hogar.

  • Polen de la ambrosía: Es uno de los mayores responsables de las alergias en esta estación. De hecho, el 75 % de las personas que son alérgicas en primavera suelen verse afectadas por esta planta.

Ahora que ya sabes un poco más sobre las alergias en otoño, no dudes en tomar las medidas adecuadas para ponerles remedio. En Farmacias Baiña, te ayudamos a hacerles frente.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Producto añadido a lista de deseos
group_work Consentimiento de cookies