Cuidados y remedios para aliviar las piernas cansadas

Las piernas cansadas en verano son una tónica habitual, en parte debido al calor y a estar muchas horas de pie. Esto es algo que le pasa aproximadamente al 30 % de la población adulta con una mayor incidencia en mujeres (4 de cada 5). Sigue leyendo para saber más.

¿Por qué se produce este síndrome?

El síndrome de piernas cansadas es un problema vascular derivado de una insuficiencia en el retorno venoso de la circulación sanguínea. Como consecuencia, se estanca la sangre, se dilata la vena y se filtra líquido a los tejidos.

En este caso, los síntomas habituales son:

  • Pesadez y dolor de piernas. La mala circulación sanguínea y su estancamiento hacen que se acumule la sangre, provocando una sensación de incomodidad y pesadez. Asimismo, se generan ciertos dolores localizados de intensidad leve, moderada o intensa que se agudizan cuando estás quieto.

  • Hinchazón de pies, tobillos y piernas. La acumulación en las extremidades inferiores de la sangre hace que estas se inflamen.

  • Calambres musculares. Como consecuencia de la anormal acumulación sanguínea aumenta la presión en los músculos de las piernas, lo que da lugar a cierta incomodidad e incluso a calambres.

  • Aparición de varices. Se desarrollan cuando el retorno venoso al corazón se complica y las válvulas se han dañado.

Todos estos síntomas junto con picazón, hormigueo, adormecimiento, fatiga o cansancio son habituales entre quienes padecen de piernas cansadas en verano.

¿Cuáles son los factores de riesgo que predisponen esta situación?

Los factores de riesgo más comunes asociados al síndrome de piernas cansadas son:

  • Genética. Las personas que tienen antecedentes familiares son más propensas a padecerlo.

  • Edad. A medida que se avanza en edad, la probabilidad de sufrirlo aumenta.

  • Género y factores hormonales. Los cambios hormonales, como los que se producen durante la menstruación, el embarazo o por el uso de anticonceptivos y ciertos tratamientos oncológicos, también pueden aumentar la probabilidad de desarrollar esta enfermedad. Por eso es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

  • Entorno. Una baja presión atmosférica y una elevada temperatura dilatan las venas y disminuyen su función. En consecuencia, la sangre se acumula en las extremidades inferiores y se crean edemas, varices e hinchazón.

  • Alimentación. El consumo excesivo de alimentos ricos en grasas y carbohidratos puede provocar obesidad y sobrepeso, aumentando así la probabilidad de sufrir este síndrome. Por otra parte, el exceso de sal también tiene un efecto negativo, ya que aumenta la presión arterial.

  • Sedentarismo. Con una escasa o nula actividad física se pierde el tono muscular y se debilitan las paredes de los vasos sanguíneos. Por tanto, la sangre asciende con más dificultad hacia el corazón.

¿Cómo aliviar el dolor de piernas?

Hay diferentes opciones para aliviar los síntomas de este síndrome. Algunas de ellas incluyen cambios en los hábitos de vida o el uso de cremas antiinflamatorias. Veamos qué puedes hacer para evitarlo:

  • Coloca las piernas ligeramente elevadas para dormir o descansar. Es un hábito genial para combatir el dolor de pies y de piernas tras un suave masaje.

  • Realiza ejercicio con regularidad. Camina al menos media hora diaria o practica deportes como la natación o el ciclismo.

  • Evita los baños calientes y date duchas frías ascendentes comenzando por los pies y las piernas.

  • Los zapatos de tacón, los demasiado planos y los estrechos no son buenos compañeros. Asimismo, intenta no usar ropa ajustada.

  • No cruces las piernas al sentarte.

  • Lleva una dieta equilibrada y saludable, bebe mucha agua y evita el sobrepeso y el estreñimiento.

Otras opciones para combatir y aliviar las piernas cansadas en verano es utilizar medias de compresión. Además, recuerda que si pasas muchas horas de pie o sentado conviene moverse cada cierto tiempo para evitar que comiencen estos problemas.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Producto añadido a lista de deseos
group_work Consentimiento de cookies