Viajes a la nieve: Consejos para evitar daños y lesiones

Cuando bajan las temperaturas y aparecen los primeros copos de nieve, los fanáticos de los deportes de montaña se frotan las manos. No obstante, quienes van a zonas nevadas por primera vez desconocen muchas cosas, por eso no queremos que te pierdas estos consejos para los viajes a la nieve.

Las claves para unas vacaciones en la nieve seguras

Antes que nada, es importante que tengas presente un dato: 3 de cada 1000 esquiadores se lesionan de forma diaria. El tipo de nieve es una de las razones principales, pues si es dura puede haber más caídas, pero si es polvo, más lesiones.

Otro de los motivos suele ser la falta de calentamiento al inicio de la actividad o los estiramientos al finalizar. Además, si notas que día tras día vas acumulando dolor de piernas, es preferible que apliques cremas antiinflamatorias u otros remedios que te permitan esquiar con seguridad.

Toma nota de estos consejos para tus viajes a la nieve para que disfrutes de este deporte con todas las garantías.

1. Equipación adecuada

Todo el material deportivo para practicar snowboard o esquí ha de estar en perfecto estado y las fijaciones bien reguladas. Puedes alquilar todos estos elementos, pero te recomendamos que lleves tus propias botas. Asimismo, recuerda que el casco puede ser muy útil en caso de caídas para evitar lesiones.

Por otro lado, cuida la ropa que utilizas, la cual ha de ser impermeable y transpirable. Por supuesto, no olvides incluir la crema solar para niños y adultos de alta protección. La nieve refleja los rayos del sol y estos impactan en tu piel y ojos con mayor fuerza, lo que puede provocar lesiones severas.

Por tanto, siempre es aconsejable emplear las mejores cremas solares y gafas con filtro ultravioleta. Nuestra sugerencia es que lleves un envase pequeño, en formato stick, por ejemplo, en la cazadora. Pesa poco y podrás reaplicarlo tantas veces como sea necesario a lo largo de la jornada.

Una vez que tengas todo listo, escoge una modalidad deportiva y tipo de pista apropiados según tu nivel.

2. Calienta

Antes de lanzarte a hacer deporte, realiza una serie de estiramientos que preparen tu cuerpo para el día que tienes por delante. Te recomendamos que dediques entre 15 y 20 minutos a calentar y estirar.

3. Descansa lo suficiente

Al notar los primeros síntomas de cansancio, es mejor dejar la actividad física, dado que la fatiga facilita las lesiones. Es preferible hacer una parada, reponer fuerzas y luego retomar el deporte. De igual manera, el descanso nocturno es imprescindible.

4. Aprende a caer

Si eres novel, quizá te estrese la cantidad de personas que se concentran en determinados espacios. Has de estar atento a todos para evitar colisionar y eso puede agobiar.

De la misma forma, debes estar pendiente de lo que haces y aprender a caer de manera controlada. Es mejor caerse que intentar forzar las articulaciones para conseguir un equilibrio imposible o acabar dándose un fuerte golpe.

5. Hidratación y alimento energético

El agua es la mejor compañera, aunque haga frío. Lleva contigo líquidos porque vas a estar haciendo un ejercicio intenso y no conviene deshidratarse. Igualmente, procura llevar contigo una barrita energética o frutos secos para reponer fuerzas a media mañana. Por otro lado, tienes que evitar consumir alcohol, ya que a determinadas altitudes afecta más al organismo.

Otras recomendaciones

A la hora de planificar tu viaje a la nieve, también debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Previsiones meteorológicas.

  • No ir solo a la montaña o, si lo haces, informar a alguien de la estación del lugar donde piensas estar.

  • Utilizar la técnica de las 3 capas para vestir: transpirable, tejido técnico y chaqueta impermeable.

Con todos estos consejos para los viajes a la nieve, tendrás una escapada segura y divertida.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Producto añadido a lista de deseos
group_work Consentimiento de cookies